Rifa de avión presidencial podría “reparar el daño” y sería oportunidad para el pueblo: AMLO

La opción de rifar el avión presidencial, con seis millones de cachitos de la Lotería Nacional, no es una ocurrencia, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

“Vamos a seguir aclarando, vamos a repasar porque los gobernadores están molestísimos, inquietos, dicen que son ocurrencias. Nosotros no actuamos de esa manera, no es un gobierno de ocurrencia. Es resolver un problema, reparar un daño. Si hasta deberían estar agradecidos porque causaron un grave daño y nosotros estamos buscando un solución, una salida”, dijo durante la conferencia matutina de este lunes.

Aseveró que solo una mentalidad faraónica es capaz de comprar un avión lujosísimo que tiene 25 metros de ancho por 70 metros de largo y una capacidad para 80 pasajeros.

“Si no resolvemos esto, el costo del avión iba a terminar en siete u ocho mil millones de pesos. Se molestan, pero ¿quién los manda? ¿Qué estamos haciendo? Buscando reparar el daño, que se recupere dinero que es del pueblo de México”, precisó.

Reiteró que las opciones que se tienen para que la aeronave “ya se vaya a volar” son:

Primero que se venda si hay un comprador con base en el avalúo de la Organización de las Naciones Unidas, que son 130 millones de dólares.

“Tiene que ser de acuerdo al avalúo, sino ¿qué van a decir los conservadores? ‘Se remató, qué barbaridad, hubo una pérdida en la hacienda pública. Los conozco bastante bien’”, apuntó.

La segunda posibilidad es que una sociedad de 12 empresarios mexicanos lo adquiera.

“Cuesta trabajo, no es que no haya empresarios que tengan estos recursos, sino que por lo mismo aún pidiéndoles que nos ayuden, les pesa mucho el que ellos tengan una doceava parte de ese avión porque es un avión muy lujoso. Me da mucho gusto que se entienda así: ‘si el presidente no se sube a ese avión, cómo nosotros vamos a hacerlo; sin embargo, sí queremos ayudar, pensemos en qué opciones’”, acotó.

En este caso, la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) sería la encargada de la operación del avión. “Es decir, ninguno de los 12 dueños tendría que operarlo. Ellos usan el avión las 66 horas (que les correspondería por parte), hay un calendario y se ponen de acuerdo”.

Lo tercero es la renta, la cual también le tocaría a la FAM llevarla a cabo. “La FAM hizo un estimado, son 15 mil dólares la hora en el caso de que la FAM lo manejara”, dijo el mandatario federal, quien además aclaró que la aeronave seguiría a la venta por si aparece un interesado en adquirirlo de acuerdo con el avalúo que tenga en ese momento.

La cuarta opción es el intercambio con Estados Unidos. Sobre esto, López Obrador afirmó que será esta semana cuando responda el gobierno de Donald Trump, si le interesa o no. 

“Lo que estamos haciendo es el compromiso de que el dinero lo vamos a utilizar para equipos médicos”, expresó.

Y finalmente, la rifa, de la cual expuso, “sería una oportunidad para un mexicano, un trabajador, una gente del pueblo porque podrían adquirir un billete, un cachito de 500 pesos”.

“500 pesos, estamos hablando de 6 millones de números. Con esto se obtendrían 3 mil mdp. El avión vale alrededor de 2,500 mdp. Los otro 500 sería para dejarle al que se beneficie, dos o tres años de servicio garantizado. En general la operación del avión son 200 mdp al año, se le dejaría con un compromiso de que la FAM le daría el servicio”, comentó.

Sostuvo que el ganador podría dejar el avión en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM), el Aeropuerto de Toluca o el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía “porque los tres aeropuertos son públicos y con la FAM podría garantizarse donde dejar el avión, que eso es lo que a la gente más le llamó la atención”.

Asimismo, consideró que la persona que se saque el avión lo podría rentar a través de la FAM y verlo como un negocio, o venderlo, pero con la única condición de que no lo remate o venda a un precio menor, “eso quedaría establecido, que siempre el avión se tiene que vender a precio de avalúo”.

“Yo no sé de dónde salió tanta preocupación. Es sencillo, las empresas podrían comprar boletos para entregar esos boletos como estímulo a sus trabajadores, sindicatos. Desde luego se venden en la Lotería Nacional”, indicó.

“No está descabellada la idea, es cosa de esperar lo que salga primero. Qué bueno que se trata el tema porque lo que queremos es que se vaya a volar”, agregó.

Adelantó que cualquiera de las cinco opciones tiene que quedar resuelta a más tardar el 15 de febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *