‘Redes sociales, un mecanismo de presión ante la autoridad’: especialista

CIUDAD DE MÉXICO.

Para trascender más allá de la coyuntura en redes sociales, más allá de la movilización ante casos concretos de feminicidio, la sociedad civil debe hacer peticiones concretas a la autoridad y presionar para que haya protocolos eficaces de búsqueda de niñas y mujeres, y de acceso a la justicia, señalan expertas en derechos humanos.

Las redes sociales se han convertido en un mecanismo de presión muy importante ante la autoridad y la sociedad civil tiene que traducir esta indignación ante a casos como el de Fátima en peticiones concretas a la autoridad”, dijo en entrevista Olga Noriega Sáenz, especialista en derechos humanos y victimología.

Uno de los elementos que quedaron al descubierto con el feminicidio de la pequeña Fátima fue “la pasividad, negligencia y la falta de operatividad de nuestras autoridades. En éste y muchos casos, son las familias las que salen a buscarlas.

En el caso de Fátima transcurrió mucho tiempo, entre que la niña fue sustraída y que las autoridades la empezaron a buscar”.

En ese sentido consideró que la petición más urgente de la sociedad civil a la autoridad es que la búsqueda de menores y mujeres desaparecidas sea inmediata.

De hecho, ya existe una iniciativa de ley de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, que ya se presentó ante el Congreso”, acotó.

La diputada local de Morena y presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Paula Soto, coincidió con Noriega Sáenz y expuso que un segundo tema urgente de resolver en el que la presión social puede incidir es lograr que el Ministerio Público tenga verdadera perspectiva de género y actúe con la diligencia ante casos de desaparición de niñas y mujeres.

Aunque en el poder judicial es donde más recursos se han invertido en diplomados de sensibilización, acceso a la justicia con perspectiva de género, existe una concepción del derecho sumamente conservadora, con una visión machista, que produce estas respuestas de los agentes del MP: ‘seguro se fue con el novio, vamos a esperar a mañana’”, dijo Soto.

La legisladora aseveró que “ésas son las respuestas que hay que transformar, imponiendo sanciones concretas a esa ineficacia y forma prejuiciosa de tratar a las familias con hijas desaparecidas”.

Recordó que una de las iniciativas que están en la congeladora en el Congreso  local es la de reforma al Código Penal para sancionar a cualquier agente del MP que no responda en forma diligente ante un caso de desaparición.

Rossana Reguillo, del Laboratorio Interdisciplinario del ITESO, consideró que las organizaciones sociales, a través de las redes “deben ser capaces de exigir esas políticas públicas a la autoridad y hacer un seguimiento en el tiempo, como se hizo con el caso de Ayotzinapa, un caso al que se volcó buena parte del país y que se mantuvo en el interés de la opinión pública durante años”.

Ayer, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, reconoció que es fundamental la colaboración de las redes sociales para perseguir delitos y reveló que cuenta con un equipo de monitoreo para servicios públicos y denuncias que se generan en estas herramientas.

HALLAN CUERPO DE ALICIA EN EL EDOMEX

Después de haber desaparecido de la alcaldía Miguel Hidalgo el pasado 21 de febrero, Alicia C. fue encontrada muerta y con signos de violencia en Ecatepec, Estado de México, el domingo pasado en la noche.

De su muerte el principal sospechoso es su pareja sentimental y jefe laboral, Marco Antonio N., de acuerdo con amigos y familiares de la víctima. Fuentes judiciales confirmaron que una persona fue detenida por estos hechos.

De acuerdo con el reporte AYO/688/2020, la madre de Alicia denunció que a las 7:00 horas del día 21 fue cuando su hija salió de su domicilio particular en compañía de sus hijos. La última vez que se le vio fue en la colonia San Miguel Chapultepec, alcaldía Miguel Hidalgo, según le dijeron amigos.

Declaraciones obtenidas por la Policía de Investigación (PDI) indican que Marco Antonio N. tiene antecedentes por haber agredido físicamente a la mujer, de 39 años, madre de dos menores, quienes ahora se encuentran bajo custodia de su padre.

Otros testigos que se presentaron a declarar también comentaron que el día de la desaparición de Alicia se le vio junto a Marco Antonio N. en la empresa de limpieza Maga Clean, donde laboraban, ubicada en Álvaro Obregón.

La semana pasada amigos y familiares de la víctima cerraron avenida Observatorio para exigir la búsqueda de Alicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *