Realizan tradicional quema de la mestiza en Campeche

Cada año, los habitantes de la comunidad de Nunkiní, del municipio de Calkiní al norte de Campeche, ofrecen a San Diego de Alcalá patrono del pueblo, una figura llamada Mestiza como ofrenda de agradecimiento por haber erradicado la viruela negra y el cólera en esa comunidad maya.

Te recomendamos: Realizan sanitización en Campeche y Sonora para reducir contagios por coronavirus

La Mestiza de fuego está hecha con palos de madera, bejucos, sogas, papel y va vestida con un huipil, con joyería de oro y un rebozo de Santa María, además de un bolso color rojo.

En el interior de la Mestiza hay pirotecnia que hacen explotar luego de que la muñeca recorre las principales calles de Nunkiní.

“Que cuide a mi familia, a mi hija que no le pase nada, que este bien, es lo que le pedimos no más”, dijo German Pech, ciudadano.

Desde hace más de 100 años, los habitantes de la comunidad de Nunkiní, ofrecen a San Diago de Alcalá al Dzuul Ik’Áak o caballero de fuego y a la mestiza de fuego.

Sin embargo, este año la ofrenda fue diferente: se realizó sin público y fue para para pedir que se erradique el covid-19.

“Es una muestra de aliento para la ciudadanía de que en esta ocasión más que nunca hay que conservar esta tradición, de que si se pudo por la pandemia de la viruela y del colera, también se podrá con esta del covid-19”, agregó José Uc, encargado de hacer la mestiza.

Los más de 5 mil 500 pobladores de Nunkiní creen con devoción de que San Diego de Alcalá los ayudará a protegerse del covid-19.

Según las tradiciones del poblado de Nunkiní, cada mes de abril se realiza la quema de la mestiza y el caballero de fuego o Dzuul Ik’Áak, incineración que se repite el 13 noviembre, día de San Diego de Alcalá, patrono del pueblo.

Con información de Gerardo Sánchez

HAVJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *