¿Por qué Rijkaard escupió a Völler en el Mundial de 1990?

Es uno de los episodios más recordados de la historia de los mundiales, pero pocos conocen el por qué Frank Rijkaard escupió a Rudi Völler.

Mientras muchos se retrotraen a la era de la brutal ocupación nazi en Holanda, el ex delantero alemán reduce todo a un simple gesto de molestia.

Pero es justo recordar qué fue lo que ocurrió entre el defensor del Milan y el delantero de la Roma, narrado en la voz de uno de sus protagonistas.

El ataque de los escupitajos a Völler

Ocurrió al minuto 20 del encuentro entre Alemania Federal y Holanda, buscando un cupo a los cuartos de final de Italia 90.

Defensor contra delantero, Rijkaard contra Völler, los encontronazos fueron constantes, sobre todo desde el holandés hacia el alemán.

Hubo golpes, empujones, provocaciones… y uno, dos famosos escupitajos.

El holandés lo hizo inicialmente, pero luego que el árbitro argentino Juan Carlos Loustau solo amonestara, los reclamos del alemán aumentaron.

Al minuto 22 hubo una entrada involuntaria de Völler al arquero Hans van Breukelen.

Rijkaard volvió a la carga contra el germano, que reaccionó, y los dos recibieron la segunda amarilla.

Incluso se golpearon a la salida del campo, en el túnel de vestuarios, con un segundo escupitajo naranja. Una locura entre dos titanes.

Uno de los episodios más "sucios" de los mundialesFifa

El duelo finalizó con victoria alemana 2-1 y su clasificación a cuartos de final.

Jürgen Klinsmann y Andreas Brehme marcaron por los ganadores, descontando Ronald Koeman.

Eventualmente, los germanos ganaron el título mundial, 1-0 sobre Argentina en la final de Roma.

Los motivos de Rijkaard

¿Qué ocurrió para que Rijkaard escupiera a Völler?

Fue una simple provocación del holandés, que catalogaría todo en el futuro como “un error”.

Lo dijo Völler en una entrevista con el diario español El País, en 2015.

“Él (Rijkaard) me dijo que lo sufre”, confesó el alemán.

“El año pasado estaba en contacto con un equipo en Alemania y no firmó porque siempre está este asunto”.

Algunos años después, protagonizaron una sesión fotográfica en pazGetty Images

“Fue un error, se disculpó y se acabó”, recalcó el alemán.

“Hicimos las paces”.

Y así se demostró luego, en una sesión fotográfica de ambos, realizada años después.

Lo que ocurrió en el campo, quedó en el campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *