Entregan mochilas transparentes en Colegio Cervantes tras tiroteo que perpetró niño

El 10 de enero, un estudiante de 11 años realizó un tiroteo en el colegio de Torreón, el cual dejó como saldo dos muertos y seis heridos 

Tras el tiroteo que perpetró un niño de 11 años, autoridades del Colegio Cervantes en Torreón, Coahuila, entregaron mochilas transparentes a los padres de familia, sin embargo, su uso es opcional, además se analizará la instalación de detectores de metales.

La mañana de este miércoles concluyó el protocolo de atención psicológica y emocional, el cual comenzó desde el domingo pasado, día en que personal docente de la escuela recibió apoyo psicológico, el lunes padres de familia de alumnos de primaria, el martes a padres de familia de secundaria y hoy a grupos específicos de estudiantes.

Este jueves estudiantes del Colegio Cervantes regresarán a clases, pero padres se encuentran a la expectativa de lo que acontecerá, pues los hechos del pasado 10 de enero marcarán un cambio en el colegio.

Durante la reunión con padres de familia de alumnos primaria, el médico Quetzalcóatl Hernández Cervantes señaló que los hechos no se deben de minimizar, recomendó hablar con la verdad y dio indicaciones para tomar acciones y recuperar el bienestar mental de los niños, además dijo que habrá apoyos continuos porque “será un proceso largo”.

El director del colegio, Jaime Méndez Vigatá, también participó en las reuniones y acordó con padres que habrá revisión constante de mochilas y se analizará también la instalación de dispositivos o detectores de metales.

El director del colegio, Jaime Méndez Vigatá, también participó en las reuniones y acordó con padres que habrá revisión constante de mochilas y se analizará también la instalación de dispositivos o detectores de metales.

Al concluir con el protocolo, en entrevista con Noticias de El Sol de La Laguna, padres de familia señalaron que autoridades escolares entregaron mochilas transparentes, con la finalidad de ver lo que portan los niños al entrar a la escuela, pero el uso de estas no es obligatorio, es opcional.

El pasado 10 de enero, un estudiante, de 11 años de edad, disparó contra sus compañeros y maestra en el Colegio Cervantes, dejando como saldo dos muertos y seis heridos.

El Fiscal del Estado de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara, señaló que las armas con las que el menor realizó el tiroteo pertenecían a su abuelo José Ángel “N”, por lo cual éste fue detenido por el delito de homicidio culposo por omisión y se le dictó prisión preventiva, el próximo domingo se llevará a cabo una audiencia donde determinarán si es vinculado a proceso.

Ayer, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, informó que las cuentas del abuelo de niño fueron congeladas luego de detectar flujos de dinero que no corresponden a sus ingresos y que están registrados de forma inusual.

Este es el segundo caso de este tipo que registra en México, hace tres años, a inicios de 2017, un alumno de secundaria del Colegio Americano en Monterrey disparó contra sus compañeros y maestra, intentó autolesionarse pero no tuvo éxito, recargó la pistola y se disparó en la barbilla.

Fue ingresado al hospital “Dr. José Eleuterio González” de la Universidad Autónoma de Nuevo León donde falleció horas más tarde. El saldo del tiroteo fue de dos muertos y tres heridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *