Doctora pasó semanas sin ver a sus hijos luego de que su exmarido asegurara que los expondría al coronavirus

Sangeetha Setty, una doctora que trabaja en una clínica de atención urgente en Florida, Estados Unidos, pasó días sin ver a sus hijos luego de que su futuro exesposo, también médico, se rehusara a dejarlos ir con ella porque constituía una amenaza de coronavirus.

De acuerdo a NBC News, al terminar su turno en la clínica el pasado 3 de abril, la doctora Setty fue a la casa de su expareja, el doctor Karthikeyan Sai, para recoger a sus niños de 6 y 8 años. Le envió un SMS cuando estuvo frente a la puerta del vecindario pero este se negó a entregárselos manifestando consternación porque estos podrían estar expuestos al Covid-19 debido a su trabajo.

Incluso, el progenitor la señaló de ponerlos en peligro ante el virus al dejarlos jugar con otros niños la última vez que estuvieron con ella.

«Mantén la calma y regresa, y mantengamos a los niños a salvo», le pidió Sai en un mensaje de texto. «Puedes tenerlos una vez que esto disminuya«.

Ante la resistencia de su marido y una espera de 45 minutos, Setty decidió llamar a la policía y, al llegar los oficiales de Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach, les enseñó la copia del acuerdo de custodia que ambos tenían. Además, argumentó que su exmarido también ejerce en hospitales y se enfrenta al mismo riesgo de infectarse que ella.

Sin embargo, de acuerdo a un informe citado por el medio, la policía no logró que el hombre liberara a los pequeños tras conversar con él. De hecho, afirmó a las autoridades que “contraerían el virus” si dejaba que se fueran con su madre.

«Lo siento. No hay nada que podamos hacer”, le dijo uno de los agentes a la preocupada madre tras escuchar la respuesta de Sai y recomendó que resolviera la disputa en la corte.

«Estaba desconsolada«, expresó en una entrevista a NBC. «Es difícil explicar el dolor que sientes como madre cuando estás separado de tus hijos y ni siquiera puedes explicarles por qué está sucediendo».

Los siguientes 19 días, la madre solo pudo comunicarse con sus hijos en dos oportunidades: una vez por teléfono y otra por videollamada; aunque la clínica donde trabaja no estaba atendiendo a pacientes con Covid-19, solo examinándolos y remitiéndolos a otros centros clínicos.

Por otro lado, James Cunha, el abogado de Sai, aseguró en un comunicado que su cliente pretendió buscar un acuerdo con Setty para reducir el riesgo de que se enfermaran con coronavirus pero ella se negó. Igualmente, expuso que al doctor también le preocupaba la salud de sus padres de la tercera edad pues viven con él.

La crianza no cambia por el coronavirus: jueza

Luego de la lucha por el convenio de custodia, la doctora buscó un abogado para presentar una moción; sin embargo, debido a la pandemia los tribunales permanecen cerrados y su representante legal le advirtió que no era seguro que un juez resolviera el caso pronto.

Afortunadamente, el 14 de abril el jurisconsulto hizo la moción de emergencia donde solicitaba a un juez que declarara al hombre en desacato y pidió la entrega de los niños. Ante la solicitud, la jueza Dina Keever-Agrama dispuso una audiencia por video siete días después.

El día del diálogo, los representantes de ambos contendieron y finalmente la jueza determinó que el Covid-19 no era una razón para violar un acuerdo de custodia y ordenó que Setty buscara a sus hijos esa misma noche.

«No entiendo por qué no estás siguiendo una orden judicial», señaló Keever-Agrama de acuerdo a una grabación obtenida por NBC News.

“Entiendo que hay una pandemia y estamos en aguas desconocidas. Sin embargo, la crianza no cambia. La crianza de los hijos siempre debe ser: ‘¿Cómo podemos cumplir con la orden de la corte y servir los mejores intereses de nuestros hijos?’ Esa es la conclusión aquí”, sentenció.

Después del fallo, una emocionada Setty comenzó a hacer planes para pasar el tiempo con sus descendientes. «No sé qué haremos», manifestó la doctora antes del reencuentro. «Tengo tantos planes para ellos ahora que volverán a mí«.

Te recomendamos en video:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *