Coronavirus.- Las protestas contra la nueva ley del aborto en Polonia se celebran en coches a causa del Covid-19

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Ante la prohibición de manifestarse en la calle con motivo de las restricciones y el distanciamiento social impuesto en Polonia debido a la crisis sanitaria del Covid-19, las protestas contra un proyecto de ley que pretende endurece los supuestos en los que se podría abortar se han llevado a cabo en automóviles y bicicletas.

El Parlamento polaco planea debatir este miércoles un proyecto de ley que eliminaría el tercer supuesto por el cual las mujeres pueden abortar, la malformación o la enfermedad incurable del feto, ha contado el diario local ‘Gazeta Wyborcza’.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud, en 2018, de los casi 1.100 abortos que se produjeron en los hospitales del país, 1.050 se llevaron a cabo bajo este supuesto.

Las otras dos excepciones que contempla la estricta legislación polaca al respecto son en caso de violación o incesto, o cuando la gestación pueda provocar la muerte o daños irreversibles en la madre.

Así, y debido a la imposibilidad de reunirse en las calles, muchas personas han optado por subirse a sus vehículos desde los que protestar, enseñar carteles, tocar las bocinas e incluso bloquear parcialmente algunas de las principales rotondas del centro de Varsovia.

Una legislación más estricta sobre el aborto no será el único punto que debata el Parlamento polaco, pues también se espera que este miércoles se debata la prohibición de impartir educación sexual en las escuelas.

Ambas propuestas han sido criticadas desde Bruselas por un grupo de eurodiputados, además de por varios organismos internacionales de Derechos Humanos y otras ONG.

«Hoy, eurodiputados de todo espectro político han escrito a los parlamentarios polacos instándoles a no restringir aún más el acceso al aborto y la educación sexual», ha publicado en su cuenta de Twitter la eurodiputada alemana por Los Verdes, Terry Reintke.

En caso de que saliera adelante esta legislación, ha explicado el comunicado en el que ha participado Reintke, Polonia estaría «violando la obligación de garantizar la protección de los Derechos Humanos», y supondría además «una negación casi total del acceso al aborto» en este país europeo.

En relación al proyecto de ley para prohibir la educación sexual en los centros educativos, el casi centenar de eurodiputados que han firmado la misiva han denunciado que la aprobación de dicho proyecto «criminalizaría a los docentes» y «fomentaría el estigma, los estereotipos dañinos y la homofobia».

Por su parte, la directora de Amnistía Internacional en Polonia, Draginja Nadazdin, ha denunciado que «estas leyes alimentan el miedo y la ignorancia» en un país cuya legislación con respecto al aborto es «de las más restrictivas de Europa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *